side-area-logo
No, gracias

«La belleza es el acuerdo entre el contenido y la forma»,
Henrik Ibsen.

«Deberías arreglarte los dientes. Usas frenos un año y listo».

«Tu color de vello es perfecto para hacerte una depilación láser, ¿por qué no te la haces?»

«¡¿Nunca te has pintado el pelo?! Deberías cambiarte el color».

«¿Por qué no te maquillas más seguido?»

«¡Un brasier ‘push up’ te quedaría genial».

«Con ese vestido unos zapatos de tacón te harían ver súper bien».

«Dale una ayudita a tus ojos chiquitos, usa delineador». (léase con tono condescendiente).

Señores, señoras: no, gracias. Prefiero mis dientes chuecos, pero míos. Depilarme cada tres días con maquinita de afeitar, no hacerme nada en el pelo que implique ir a la peluquería más que lo estrictamente necesario (o sea, 20 minutos cada 5 semanas para mantener el corte) y definitivamente, prefiero no usar brasier, casi nunca.

Y los tacones, bueno, no, gracias. ¿Maquillaje? Solo para los videos y los eventos.

Desde que me mudé hace poco a Cali, Colombia -uno de los centros mundiales de cirugías estéticas- he escuchado más que nunca este tipo de «sugerencias». Ojo, adoro Cali y Colombia. Además, este pensamiento no es exclusivo de esta ciudad, creo que todas las mujeres, vivan donde vivan, tienen este tipo de experiencias, si no diario, mucho más seguido de lo que quisiéramos. Pero últimamente lo he oído mucho y eso inspiró este post.

Esas «sugerencias», en el fondo, lo que implican, es que «tenemos» que cambiar. Que no somos suficientes. Que necesitamos mejores dientes, pelo, tetas. Otra altura, otro peso, otros ojos. ¿Para qué? La verdad, no lo sé. ¿Para que nos quieran? ¿Para gustar? ¿Saben qué? No, gracias. Sea cual sea la fantasía de lo que conseguiría si siguiera esas sugerencias, no, gracias.

Si realmente queremos apoderarnos de nuestro cuerpo y vivir felices en nosotras tenemos que querernos tal cual somos. Tratar a nuestro cuerpo como trataríamos a nuestra mejor amiga. Con respeto, con amor, aceptándola tan cual es, y no queriendo cambiarla.

No me malentiendas. Creo profundamente que la belleza es un valor. Creo que la estética personal es una forma de expresión artística. Me encanta cortarme el pelo raro, usar ropa de diseño alternativo y combinar colores (lo confieso, me encanta comprar ropa). Pero lo que más me gusta es ser yo. Con todooos mi defectos (son muchos). Soy bajita, se me hincha la panza, tengo ojos chiquitos y juanetes. Ah sí, y según me han dicho, los dientes torcidos y las tetas chicas. Para las fotos nuevas de mi página web mi instrucción fue clara: nada de Photoshop. «¿Ni la mancha roja que te salió por que te pusiste nerviosa?». «Ni eso».

Todos mis esfuerzos de desarrollo personal (que han sido muchos) se enfocan en, como decía Moshe Feldenkrais, ser más yo misma, en todos los aspectos de mi ser. Y claro que quiero que mi imagen exprese eso, quien soy yo. Y claro que quiero verme bien, porque quiero ser mi mejor yo en todo lo que hago. Eso dista mucho de permitir que me moldeen, pinten, alarguen o enderecen. No, gracias.

Encuentro estos comentarios ofensivos y agresivos. No de quien los hace, seguro nada más lejos de su intención, sino de la cultura que todos juntos hemos construido que se basa en la intervención del cuerpo de hombres y mujeres. Intervención que no potencia la belleza natural que todos tenemos, sino que nos hace sentir insuficientes.

Yo creo profundamente en ti y en tu belleza, que florece cuando tu ser prospera. Lo veo cada día en mis alumnos en talleres, que poco a poco, al ir adentrándose en sí mismos y sus movimientos conscientes, se relajan, el entrecejo se suaviza, las arrugas se hacen menos acentuadas, los ojos ganan más brillo y todos se ven más hermosos. Porque son más ellos, porque han conectado con su ser, con su cuerpo, y éste responde, mostrando la belleza que ya estaba allí.

Tú no eres diferente de ellos, eres un ser hermoso que solo necesita estar presente en sí y expresarse tal cual. Nada más. No necesitas nada más. Nada. Nada más. ¿Lo he dicho lo suficiente? Cada vez que lo dudes, regresa y lee esto.

Te regalo esta videoClase para que empieces a relajarte y sacar tu belleza ya mismo con unos fáciles ejercicios. Al hacerlos, recuerda, trata a tu cuerpo con el amor con que tratarías a tu mejor amiga.

Ah, y la próxima vez que te hagan una «sugerencia» sobre tu aspecto, haz lo que yo. Sonríes y dices «no, gracias». Keep it real girls.

Usa este link y envíale este video a un amigo, ¡te lo va a agradecer!.

Comments
Share
Lea Kaufman

Suscríbete y recibe una VideoClase gratis cada viernes!
Deja un comentario

Hay 25 comments en esta página
  1. Bryant
    noviembre 17, 2014, 1:46 pm

    Eres un encanto, muchas gracias por tus clases, te sigo cada 8 días y ha sido una experiencia muy enriquecedora, que Dios te bendiga. 🙂

  2. miryam ocampo
    noviembre 17, 2014, 12:56 pm

    me gusto mchisimo quiero que nos de mas ejercicios de estos.

  3. noviembre 12, 2014, 1:09 pm

    genial, la relajación se siente al instante, gracias LEA

  4. MARTINA GODOY
    noviembre 10, 2014, 8:45 am

    Apenas comencè a hacerlo se me fue relajando la cara !!! Soso una genia LEA, IMPRESIONANTE !!! Muchas gracias.

  5. noviembre 09, 2014, 3:08 am

    Muy bueno el video. Un lujazo!! tan simple y eficaz…y tan necesario. Mil gracias!!

  6. Hildana
    noviembre 08, 2014, 3:38 pm

    Ya comienzo a hacerlo! Te Te veo muy linda Lea! Un abrazo y como siempre mi agradecimiento por tus videos!

  7. Mónica
    noviembre 08, 2014, 5:37 am

    En relación a los dientes no estoy del todo de acuerdo una boca sana y con una buena mordida funcionalmente apta y que trabaja bien hace a la buena salud que es belleza. La otra «Belleza» torturar la boca para adaptarse a los cánones que dicen que es bello, no. Si los dientes son pequeños y la boca trabaja bien, para que colocarle fundas propias de una contextura física diferente? Eso no es salud. En el resto coincido a mi me han dicho que linda sos cuando te arreglas se ve que el resto del tiempo no.

  8. gloria
    noviembre 07, 2014, 10:30 pm

    Hola Lea – que importante tema !! – estoy de acuerdo con tu punto de vista – sin ninguna duda . el contacto con nuestro ser irradia la luz que todos tenemos – Y tus clases facilitan esa maravillosa posibilidad – Gracias por tu generosidad y talento-

  9. PERLA
    noviembre 07, 2014, 8:03 pm

    MUCHAS GRACIAS!! MUUY AGRADECIDA!!!!

  10. sandra
    noviembre 07, 2014, 7:43 pm

    sos una genia. gracias a las redes sociales de internet voy descubriendo que somos varios los que pensamos de este modo. me siento bien descubriendo que hay otros como yo que no estan pendientes de lo que le impone este sistema de consumo y que intentan estar bien consigo mismo para poder estar bien con los demas. te sigo!

  11. Nelly Teresita Manitto
    noviembre 07, 2014, 7:41 pm

    Hola Lea, estoy de acuerdo contigo en ser una misma y en que si somos rubias queremos ser morochas, si el pelo crespo lo queremos lacio y viceversa. Yo me rebelo cuando me dicen por qué no me hago la planchita y en realidad me encanta mi pelo con unas ondas muy suaves que además es muy dócil y se queda para el lado que lo peine, con decirte que tengo un secador con muchos accesorios que no uso nunca, sólo me cubro las canas incipientes con mi color natural castaño cobrizo. Gracias Lea. por tu generosidad al enviarme los vídeos tan instructivos. Un abrazo de esta charrúa radicada en Argentina.

  12. johana
    noviembre 07, 2014, 7:03 pm

    Tus palabras son muy ciertas, yo no soy de maquillarme, me gusta estar así y a los que no pues: «no, gracias!» para todas esas personas que se dejan llevar por un estandar de belleza. Y ese video de auto-lifting lo hago cada vez que puedo y es super relajante, de lo mejor. No sabes como agradezco todos tus videos! Gracias, de verdad, muchas gracias n.n

  13. isabel
    noviembre 07, 2014, 5:42 pm

    Gracias Lea es genial todo lo que transmitís

  14. Maria
    noviembre 07, 2014, 3:19 pm

    muchas gracias Lea…. sontna simples pero efectivos… gracias por ayduarnos con tus ejercicios. porfavor dime..tienes algun ejercicio para los zumbidos de oidos? cada vez qeu una tengo una preocupacion me tenso mucho y siento zumbidos en mi oidos..:(..- gracias…

  15. Ediht
    noviembre 07, 2014, 1:07 pm

    Hola Lea! Gracias por compartir éste video que yo a su vez lo compartí en facebook. Hice el ejercicios ya que tengo bruxismo y me alivio bastante el dolor y sinceramente me siento mejor, de nuevo gracias por tu generosidad de enviarme éstos hermosos videos. cariños.

  16. maria ruiz
    noviembre 07, 2014, 12:56 pm

    Si, tienes razón es el medio el que pretende cambiarnos: malo si eres alta y flaca, o gordita y bajita o si usas el pelo largo o corto. Eso hace mella en la mente; especialmente la femenina que «educada» para gustar. Las rubias quieren ser morochas y viceversa etc. pero el aspect externo es solo una expression de nuestra personalidad y si, nos toma toda una vida aceptarnos internamente y luego reflejarlo en el exterior. Gracias por tocar el tema. Probablemente le vas ahorrar muchos Dolores de cabeza al alguna mujer que se permita pensar y ser ella misma.

  17. Reina
    noviembre 07, 2014, 11:35 am

    Emma, ante todo le saludo, y después decirle que esa aclaración se puede hacer en privado.
    Te pido disculpas pero es Lea quien debe aclarar.

    Perdona.

  18. Reina
    noviembre 07, 2014, 11:27 am

    Gracias Lea, este es un ejercicio muy beneficioso, ya lo practico desde hace un tiempo, lo he compartido con personas que sufren de bruxismo con muy buenos resultados. Vuelvo a darte las gracias por recordar y compartirlo de nuevo.
    Un abrazo.

  19. emma cortes
    noviembre 07, 2014, 11:05 am

    Ahora que veo el video, perdoname por corregirte algo: La mandibula es inferior unicamente, pero superior e inferior son los maxilares, lo siento no pude evitarlo, gracias pero la odontología me gano esta vez, un abracito T.Q.M.

  20. emma cortes
    noviembre 07, 2014, 10:59 am

    Gracias Lea, muy interesante tema, y si la cuestión es aceptarse y amarse a si misma tal cual o sea mi Oración de todos los días es «Gracias dios, me acepto y me amo «tal cual soy» asi me creaste y así Es»
    Claro que antes de llegar a esta conclusión luche durante 30 años por bajar de peso, siempre con tratamientos medicos y siguiendo sus instrucciones, inutilmente; hasta que un día por fín entendi que cualquier camino a seguir debia ser indicado por mi corazón y en esas estoy logrando la aceptación y el amor por mi misma, con el agradecimiento por SER y ESTAR en esta etapa de mi vida, que creo es de las mejores vividas.

  21. noviembre 07, 2014, 9:59 am

    Esrimada Lea, en un todo de acuerdo contigo con respecto a nuestra figura,el Creador nos envio a este planeta, con todos los atributos necesarios para ser una persona completa, yo cuido mi templo que es donde esta mi espirítu,no me interesan las modas,soy personal y me pongo lo que yo considero que es para mi,siempre viví pensando en mi interior para crecer y sentir mi cuerpo ,cuidarlo porque sino lo hago nadie puede hacerlo por mi,y además crecer para ser solidario con el projímoetc,ect,ect.como siempre con todo mi AMOR Sara..

  22. Iris
    noviembre 07, 2014, 9:21 am

    Algunas veces, y por hacer cambios momentáneos, me he hecho alisar los rizos con un “blower”. Los “piropos” son inmediatos: “¡Ves qué bien te puedes ver!”, “Así deberías andar todo el tiempo, ¡ya tendrías novio!”…
    Hay tanta gente que habla sin pensar, y no es fácil digerir el dolor que causan sus comentarios. Pero también son una oportunidad para trabajarnos con amor y crecer, por encima de los pobres valores culturales en que vivimos.

  23. Silvia
    noviembre 07, 2014, 9:20 am

    Querida lea:
    Gracias por este ejercicio sobre relajar la cara, lo había practicado anteriormente y me sorprendí al ver que mi ceja derecha que permanecía un poco más alta volvió a su lugar.

    Estoy de acuerdo en que «la belleza está en los ojos del que ve» y creo que el que sugiere un cambio como bien dices, se trata del condicionamiento cultural, que hemos aceptado, ignorando que mientras la mercadotecnia te muestre más cambios que puedes hacer, ellos se enriquecen.

    Vi un video tuyo donde tienes el pelo recogido en una cola de caballo y me pareció que tu rostro sin flequillo lucía en todo su esplendor.

    Felicidades y gracias nuevamente por la generosidad de descubrir la belleza del Ser y todo su potencial.

  24. Rosa Maria Guerrero
    noviembre 07, 2014, 9:04 am

    Woooww esa es mi pensar, todas y cada una de tus palabras, estoy totalmente de acuerdo y quisiera saber mas sobre » Moshe Feldenkrais, ser más yo misma «, yo vivo en Centroamerica, El Salvador.
    saludos

  25. cristina
    noviembre 07, 2014, 7:59 am

    Gracias Lea, yo no soy dada a maquillarme (solo me pinto los labios) y voy a la peluquería para teñirme las canas, que no me gustan y prefiero taparlas con color, el resto es mío, si la gente me acepta tal y como soy estupendo, y si no, realmente no merecen la pena, trato de mantenerme en forma y busco ropa y cortes de pelo que me favorezcan: hasta ahí. Tener que disfrazarme de lo que no soy para gustar a alguien no me compensa, además me sentiría que cometo un fraude tratando de aparentar lo que no soy. Comienzo a tener arruguitas porque soy muy expresiva cuando hablo y me río mucho, y me pongo crema para que no se me deshidrate la piel y tenga mejor aspecto, pero no tengo 20 años y soy una persona que ha vivido muchas experiencias, por lo que han dejado huella en mí: señal de que he vivido. Una de mis prácticas es no comprar productos cuya publicidad consiste en cosas tales como: «te ayudará a borrar esas imperfecciones» o «te gustaría tener un cuerpo perfecto?» No, GRACIAS